Ensayo Literario: Alfonso Reyes

Sobre esta sección

no mala rebelde.jpg
No mala. Rebelde.
Por: Ana Laura Vera Calzada

En su ensayo La nueva escritura, César Aira menciona que “después de creado el arte, no quedó más remedio que seguir haciendo obras de arte”, incluso cuando éstas ya no aportaban nada nuevo a la vanguardia. Con esta afirmación, se abren una serie de cuestionamientos importantes: ¿la vanguardia dejó por lo tanto de tener seriedad? ¿Se rompe con ello el objetivo de la vanguardia? ¿Qué es una vanguardia entonces?

El viejo preguntón -min.png
Como el viejo preguntón: una reflexión sobre el estar aquí
Por: Islas Barajas Israel Regino

Trenzado entre la verdad y la mentira, se asoma un hombre que habita, solitario, su propia vida. Gobernado por lo externo pero creyendo gobernarse a sí mismo, busca lo que cree que mejora, o al menos no empeora, su placer. Atrapado en lo único importante que nunca eligió, se desvive por no morir. Pensando y sintiendo, quizá ninguna, el luminoso camino se torna triste.

Metáfora del corazón -min.png
La metáfora del corazón
Por: Alejandro Mársico

Si, como dice Aristóteles, la metáfora consiste en “trasladar a una cosa un nombre que designa otra” entonces ¿qué hace que yo quiera hablar de mi corazón para referirme al amor o usarlo cómo símbolo de valentía, humildad, ternura? Cualquiera de nosotros puede rápidamente dar una razón: es el órgano que reacciona más notoriamente cuando nos enfrentamos a situaciones donde expresar esas características.

Ariel Quijas.png
“Allí donde está el peligro, crece también lo que salva”.Reflexiones actuales a partir de la poesía de Hölderlin.
Por: Virginia Moratiel

La verdad es que, dada la situación en que nos encontramos, una situación que inevitablemente afecta a todos ─cualquiera sea nuestra edad, la circunstancia o el lugar del mundo en que estemos─ es muy difícil hablar hoy de filosofía, ─yo diría─ hablar en general, públicamente, sin hacer referencia a esta pandemia, que ha segado tantas vidas, cambiando nuestro mundo cotidiano, el cuidado de nuestros cuerpos clausurados en el confinamiento, atrapados por los lazos familiares o la soledad y condenados a la inacción, que ha alterado el modo en que desarrollamos las relaciones sociales y el trabajo ─mediados ahora por la distancia─. En fin, es muy difícil no referirse a esta pandemia que ha dejado a tantas familias en la calle y que, sin duda, nos ha llevado a replantearnos no sólo el sentido de nuestras vidas particulares sino la dirección que, en general, parece llevar la civilización planetaria.

Ariel Quijas.png
Felicidad de humo
Por: Paola Bayod Barrera

El concepto de felicidad ha cambiado a lo largo de la historia. Por tal motivo, nosotros los contemporáneos no podríamos saber con exactitud, si acaso nos lo propusiéramos, lo que ésta es. Intuimos cosas, las sospechamos: por ejemplo, que la felicidad se fundamenta en elementos externos y, en muchos casos, en circunstancias o hechos banales. Lo cierto es que los individuos enfrentamos, hoy por hoy, nuevas condiciones de vida, subjetivizando así el término mismo: «me siento feliz» o «estoy feliz».